El planeta se queda a oscuras

En España, las 50 capitales de provincia se han sumado a “La hora del planeta”.

Cartel "La hora del planeta"

Cartel "La hora del planeta"

Empieza la cuenta atrás. Esta noche, a las 20:30, más de 4000 ciudades apagarán las luces de sus edificios más emblemáticos para unirse a La hora del planeta”, una iniciativa de la organización internacional dedicada a la conservación de la naturaleza WWF.

Con este gesto simbólico se pretende demostrar “que la lucha contra el cambio climático es posible” y que los líderes políticos no sólo tomen conciencia sobre este hecho, sino que actúen para controlar las emisiones del dióxido de carbono (CO2), pues es el principal gas de efecto invernadero.

Varias han sido las personalidades que han querido apoyar la causa y pedir la colaboración ciudadana: Miguel BoséGoya Toledo, Alejandro Sanz y Sergio Dalma son algunos de los artistas españoles que invitan a pasar “La hora del planeta” con una cena a la luz de las velas, por ejemplo.

Al llamamiento se ha unido Madrid, junto al resto de capitales de provincia españolas. Así que los madrileños que paseen por el centro de la ciudad, entre las 20:30 y las 21:30, encontrarán que las luces de la plaza de La Cibeles, la Puerta de Alcalá, el Congreso de los Diputados, el Palacio Real y el Edificio de Correos brillarán por su ausencia. Asimismo el Monasterio de El Escorial y el Palacio de Aranjuez son otros de los edificios que no permanecerán encendidos durante esos 60 minutos. El resto de municipios también ha querido poner su granito de arena, así, por ejemplo, en Leganés no se iluminarán las fuentes y en Parla, además de los edificios municipales y fuentes ornamentales (como sucederá en Fuenlabrada), los parques y jardines permanecerán a oscuras.

Pero los políticos no son los únicos que tienen un papel importante en esta propuesta pues, con la iniciativa de WWF es crucial la participación ciudadana, por ello, se anima a que en cada hogar desconecten los aparatos eléctricos y prescindan de las bombillas para iluminar la casa. Según la organización, “si a los apagones de monumentos y empresas confirmados se uniera el 10% de los hogares, la reducción de CO2 sería de 177 toneladas” (1,6% de demanda eléctrica).

Ahora bien, ¿hasta qué punto está bien planteada esta iniciativa? Cuando la hora sin luz concluya, las viviendas, las fuentes, los monumentos, etc., se volverán a iluminar lo que supondrá una demanda tan grande de energía, que el suministro eléctrico podría verse saturado.

Ya veremos qué es lo que pasa. Mientras tanto toca decidir si unirse al apagón mundial o no. ¿Tú lo tienes claro? Si no lo haces por el planeta, piensa que resulta, cuanto menos, tentador intentar descubrir lo que depara la ciudad sin luz, aunque sólo sea durante una hora.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: